No solemos darle mucha importancia a Parashat Pekudei.

 

Por lo general es leída junto a Parashat VaIakhel, y finalmente...¿cuántas veces hemos ya leído los mismos detalles acerca del Tabérnaculo y sus utensilios? El mismísimo RaSHI, el más grande entre los exégetas bíblicos, tiene abundantes "silencios" a lo largo de toda la Parashá.

 

De todos modos, y en cierto aspecto,se puede decir que Pekudei es la porción más relevante de toda la Torá.

 

"Y concluyó toda la labor del Tabernáculo, la Tienda de Reunión " (Shemot 39, 32), nos dice la Parashá.

 

Dice el Baal HaTurim: Se puede decir que aquí finaliza la labor (de la creación) del mundo. ¿Por qué justo aquí? Debido a "Y se concluyó el cielo y la tierra y todas sus huestes" (Bereshit 2,1). Baal Haturim sigue la linea de JaZaL que ya nos han enseñado que el Tabérnaculo es la simbólica morada de Di-s equivalente a la gran morada -el universo- creada por Él (Tanjuma Pekudei). 

 

El Baal HaTurim enseña aquí que el círculo finalmente se cierra. Di-s construyó un hogar para nosotros, y nosotros para Él. Todo lo que hemos leído en la Torá hasta aquí, historias conmovedoras, traiciones entre hermanos, milagros y portentos, no eran más que una introducción para arribar al momento en que "la nube cubrió la Tienda de Reunión, y la gloria de Di-s llenaba el Tabernáculo" (Shemot 40, 34). Todo tenía una lógica: llegar al estado en el cual Israel pueda invitar a la presencia de Di-s a morar entre ellos.

 

Un poderosísimo midrash enseña que así como el judío se coloca Tefilín, también Di-s hace lo mismo.

 

Sin embargo, existe una gran diferencia que reside en aquello que está escrito adentro del uno y del otro. Nosotros llevamos escrito "Oye Israel, el Eterno es nuestro Di-s, el Eterno es Único", mientras que Di-s lleva escrito "Y quién es como Tu pueblo Israel, una nación única en la tierra". Dijo Di-s: "Ustedes me han consagrado diciendo "Oye Israel", yo habré de consagrarlos diciendo "Y quien es como tu pueblo Isrrael" (Berajot 6a).

 

No es casual lo que ocurre aquí con los tefilín. Así como un hombre lleva en su billetera (o en su celular) las fotos de su amada, y ésta –a su vez- lo hará con las fotos de su hombre, así también ocurre con los tefilín. Tatnto Israel como Di-s, llevan sobre la piel aquellos versículos que expresan la unicidad del amado.

 

No es casual que las vueltas de la correa de los tefilín sean siete, tal como las vueltas que acostumbra a realizar la novia alrededor del novio bajo la jupá. Tampoco es casual que dichas vueltas se vean coronadas rodeando a los dedos, en una clara remembranza a la alianza nupcial. Por eso, también se pronuncia hacia el final de la postura: "Y te desposaré por siempre, y te desposaré con la rectitud y la justicia con la misericordia y la compasión. Te desposaré con Mi verdad y entonces tendrás conocimiento de Di-s" (Hoshea 2, 21-22). 

 

Eso es lo que ocurre aquí con la nube posándose sobre sobre el Tabernáculo. El novio y la novia están prestos a abrir un nuevo capítulo en su vida, tal como dice RaSHI en su comentario a la Torá: El día que se erigió el Tabernáculo, Israel fue como una novia ingresando la jupá (RaSHI a BeMidvar 7, 1)

 

Parashat Pekudei es el día de la boda.

El día de la boda 

Pekudei

Rabino Gustavo Surazski, Ashkelon, Israel

gustisur@gmail.com

+972547675129

  • Blogger Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon