Nuestros sabios nos cuentan que el amor, el odio y la búsqueda de honores obnubilan al hombre.

Lo del amor lo aprendemos de Abraham Avinu. La Torá nos cuenta que el día de la Akedá, Abraham se levantó temprano para ensillar a su asno. Muchos sirvientes podrían haberlo hecho por él. Sin embargo, el gran amor que sentía Abraham por Di-s lo obnubiló, de la misma forma que suelen obnubilarse los enamorados.

Lo del odio lo aprendemos de Bilam, el malvado. También él tenía muchos sirvientes y sin embargo se levantó temprano a ensillar a su asna a fin de salir a maldecir a Israel. El gran odio que sentía por nuestro pueblo le hizo perder los estribos de la misma forma que pierde los estribos aquel que busca venganza.

Y lo del honor, lo aprendemos de Ierovaam ben Nabat. Ierovaam ben Nabat fue un reconocido rey de Israel, que finalmente hizo desviar al pueblo tras la idolatría y produjo la división del reino de Israel en dos.

El Talmud nos cuenta que Di-s le da una última oportunidad a Ierovaam, lo toma de su ropa y le dice: ‘Arrepiéntete y acompáñame a dar un paseo junto al rey David por el gan eden’.

Pero Ierovaam quería saber quién iba a caminar primero. Di-s le responde que David caminaría primero, a lo que Ierovaam responde diciendo que no irá (Sanhedrín 102a).

Parashat Tetzavé es la única sección de la Torá desde el inicio del libro de Shemot y hasta el libro de Devarim en la cual Moshé no es mencionado.

¿A qué se debe esta particularidad?.

Cuando Moshé entiende que Di-s no va a perdonar al pueblo por el pecado del becerro de oro, le dice: ‘(Si no perdonas a este pueblo) bórrame del libro que has escrito’ (Shemot 32, 32).

Resulta increíble.


Moshé tenía el futuro asegurado. Di-s ya le había dicho que acabaría con Israel y haría de él otra gran nación. Pero Moshé pensó que éso no tenía sentido. Sentía que también él había fracasado en ese episodio...Y como Di-s no desea borrarlo del libro, lo borra sólo aquí, en la semana del 7 de Adar, fecha que conmemora su muerte.

Ya se preguntaron nuestros sabios: ¿Quién alcanza el honor? Aquel que se escapa de honor, ya que el honor lo persigue (Eruvin 13). Y vaya paradoja...en esta Parashá en la que Moshé está ausente, está más presente que nunca...

¿Y dónde está Moshé?

Tetzavé

Rabino Gustavo Surazski, Ashkelon, Israel

gustisur@gmail.com

+972547675129

  • Blogger Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon