HaIom Harat Olam.


En este día, 5762 años atrás, el mundo fue llamado a la existencia.
Di-s, el Rey de reyes, el Santo Bendito, sirviéndose de Su majestuosa voz comenzó a dar forma al mundo y a ordenar el caos que reinaba sobre todo.

En el midrash se discute acerca de cuál fue la primera de entre todas las creaciones.


¿Qué fue creado primero...el mundo o la luz?
Rabí Iehudá dice que la luz fue creada en primer término y en una sugestiva parábola para estos días que nos tocan vivir lo compara con un rey que desea construir un enorme palacio.

 

¿Qué es lo que hace el rey antes que nada?
Ilumina el lugar para poder afirmar lo cimientos.

Rabí Nejemia considera que el mundo fue creado primero y lo compara con un rey que ante todo construye el palacio, y sólo después lo ilumina para que pueda desarrollarse con normalidad la vida en su interior (Bereshit Rabá 3, 1).

Desde el día martes por la mañana, día de los fatídicos atentados en los EEUU no puedo dejar de pensar en este midrash y me pregunto que pasa cuando ya nada queda del palacio, ni de sus cimientos, ni de los reyes terrenales, ni de la luz.

¿Que pasa cuándo un grupo de dementes quiere hacer volver al mundo a su estado de caos original (de tohu vabohu) para que la noche y la oscuridad vuelvan a reinar sobre la faz de la tierra?

¿Qué pasa cuando un grupo de fanáticos le da una bofetada al mísmisimo Rey de reyes diciéndole que no es más Él el que manda en este mundo y el que decide cuando el orden será caos y cuando el caos será orden?

En una suerte de Golpe de Estado de naturaleza celestial, apreciamos cómo en este día de Rosh HaShaná en el cual reafirmamos la soberanía de Di-s sobre Su mundo, los hijos de la noche lo quieren bajar de Su trono.

Pero dice la Torá:


VaIkrá Elohim LaOr Iom VeLaJoshej Kara Laila (Bereshit 1, 5).
Y llamó Dios a la luz ‘Día’, y a la oscuridad llamó ‘Noche’.

Se preguntan nuestros sabios...¿por qué dice VaIkrá Elohim LaOr Iom (Y llamó Di-s a la luz día) VeLaJoshej Kará Laila (Y a la oscuridad llamó noche)? ¿Por qué no dice VeLaJoshej Kara Elohim Laila (Y a la oscuridad DI-S la llamó noche)?


Y nos dicen que EIN HAKADOSH BARUJ HU MEIAJED SHEMO AL HARAA (Jamás unirá Di-s Su Nombre con el mal), por ello al hablar de la oscuridad Di-s prefiere alejarse y hacerse a un lado.

Y en estos momentos en los hijos de la noche aseguran que Di-s está de su parte, debemos gritar a los cuatro vientos -como judíos- que jamás Di-s podrá estar a su lado ni en este mundo ni en aquel mundo por venir con el que tanto fantasean porque EIN HAKADOSH BARUJ HU MEIAJED SHEMO AL HARAA...

Desde el día martes por la mañana no puedo dejar de pensar en Adam el primer hombre cuando vio por primera vez una puesta del sol.


Según se nos dice, tembló de miedo pensando que aquella noche que se venía era la muerte que Di-s le había decretado por comer del fruto del árbol.


Y según se nos cuenta, Di- s estando a su lado, le enseñó a hacer el fuego para vencer a las sombras (Bereshit Rabá 11, 2).

Y si bien pudimos empacharnos con la televisión durante toda esta semana escuchando análisis de lo que pasó y de lo que vendrá.


Escuchando hablar del fin de la post guerra fría.
Del inicio de una nueva era.
Del temblor en la economía mundial.
De sospechosos, de represalias y de condenas.

La realidad es que tenemos miedo y todos –o casi todos- hubiéramos querido hacer un pozo en la tierra y meternos adentro, pero sabíamos que aun si lo hiciéramos el miedo no se iría.

El más primitivo de los miedos como cuando Adam vio que la noche lograba vencer al día sin saber siquiera que la luz iba a volver a aparecer.

Nunca, tal vez como hoy, tenga tanta relevancia el Salmo 27 que venimos leyendo a partir de Rosh Jodesh Elul y hasta Sheminí Atzeret que me permito leerles ahora fuera de programa junto con su mensaje esperanzador.

LeDavid Adonai Ori VeIshi MiMi Irá; Adonai Maoz Jaiai MiMi Efjad.
Ado-nai es mi luz y mi salvación, ¿de quién he de temer? Ado-nai es la fortaleza de mi vida ¿de quién he de tener miedo? Cuando se acercan a mi criminales para destruirme, ellos, mis enemigos y adversarios, tropiezan y caen.

Porque aun cuando sintamos que la noche ha vencido al día, la luz –con la ayuda de Di-s, nuestra luz- volverá a aparecer y alumbrará al mundo con su imponente resplandor.

 

Atentado a las Torres Gemelas

Rosh Hashaná 5762

Golpe de estado en el cielo

Rabino Gustavo Surazski, Ashkelon, Israel

gustisur@gmail.com

+972547675129

  • Blogger Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon