Vilfredo Pareto, fue un filósofo y economista italiano que desarrolló su actividad hacia la segunda mitad del siglo 19 y primeros años del siglo pasado.

 

Pareto es conocido por haber enunciado el principio que lleva su nombre (Prinicipio de Pareto) o "Principio del 80/20". El economista italiano sostiene que la sociedad se divide entre aquellos "muchos" que tienen "poco", y aquellos "pocos" que tienen "mucho". Originalmente su enunciado se aplicó a teorías de distribución de la riqueza. Sin embargo, con el devenir de los años, el "Principio Pareto" fue aplicado a innumerables terrenos

 

Si bien estas cifras son arbitrarias, el enunciado es bastante preciso.

 

Para ejemplificar el espíritu del "Principio de Pareto" se podría decir que un 20% de la población mundial posee el 80% de la riqueza mundial o que el 80% de la eficiencia laboral un trabajador, saldrá a la luz en el 20% de su carga laboral semanal.

 

(En una ocasión, un maestro aplicó el "Principio Pareto" al universo rabínico. Me dijo que los Rabinos comunitarios suelen dedicar el 80% de sus energías al 20% de sus congregantes. De ese 20%, la mitad son los que aman al Rabino y la otra mitad los que no lo pueden ver...).

 

...

 

Si analizamos nuestra sección semanal, Parashat BeShalaj, veremos que el "Principio Pareto" también puede aplicarse aquí.

 

En las primeras lineas de nuestra sección se nos cuenta que los hijos de Israel salieron "Jamushim" de la tierra de Egipto (véase Shemot 13, 18).

 

El significado de la palabra "Jamushim" en este contexto ha sido motivo de un amplio rango de comentarios. Hay quienes entienden (RaSHI) que "Jamushim" significa "Armados". Otros (Ibn Ezra) dicen que "Jamushim" implica que salieron de Egipto con grandes riquezas.

 

No obstante RaSHI trae una segunda opinión que se vincula con el "Principio de Pareto". De acuerdo al exégeta, "Jamushim" se origina en el vocablo hebreo "Jamesh" (5) e implica que solo uno de cada cinco israelitas (el veinte por ciento) salieron de Egipto. El 80% de los esclavos hebreos, murió durante la plaga de la oscuridad, la novena de las diez plagas que cayeron sobre la tierra del Nilo.

 

RaSHI ya había mencionado algo similar, en relación a la sección que leímos la semana pasada, Parashat Bo.

 

"¿Y por qué trajo sobre ellos (la plaga de la) oscuridad? Dado que había malvados entre los hijos de Israel que no querían salir (en libertad), y todos (ellos) murieron durante los tres días de oscuridad, a fin de que los egipcios no vean su caída (su oprobio) y no digan: ¡También ellos (los israelitas) sufren (la plaga) como nosotros (los egipcios)!".

 

(Aplicando el "Principio Pareto" aquí, se podría decir que el 20% de los hijos de Israel poseían el 80% de la fé de aquella generación).

 

Resulta muy sugerente el comentario de RaSHI.

 

A su opinión, la plaga de la oscuridad no tuvo como objetivo principal el lastimar a los egipcios...¡sino el resguardar el honor de Israel! Di-s trajo la noche sobre los egipcios a fin de que éstos no vean como los israelitas descarriados morían durante aquellos días oscuros.

 

...

 

Este comentario aborda un tema de poderosa actualidad.

 

Muchas son las injusticias que se cometen en el moderno Estado de Israel. El Estado de Israel no ha sabido ser todo lo sensible que debiera haber sido con los sobrevivientes de la Shoá, por ejemplo. Éso ha sido -y aun es- motivo de disputa en la sociedad israelí. Israel, tampoco ha dado un trato ejemplar a refugiados africanos de Sudán y Eritrea o a palestinos que -teniendo permiso para trabajar en Israel- sufren de un sinfin de trabas y dificultades en los pasos fronterizos. También en los múltiples conflictos bélicos contra el Hamás –sin duda- se pudo haber cometido más de un exceso.

 

Sin embargo, cabe destacar aquí que Israel no es una excepción en la materia.

 

Considero que las "fallas de sistema" por estas tierras no son más numerosas que "las fallas de sistema" de cualquier otra democracia occidental (EEUU y Europa entre ellas). También en Europa y en EEUU no se le da a las minorías y a los inmigrantes un trato que se condiga con los estandares más elevados de humanidad. El ejército americano, francés o inglés tampoco podría mostrar pergaminos que certifiquen un desmpeño en el campo de batalla limpio de imperfecciones y excesos.

 

El punto aquí es como se trata de optimizar el desempeño del estado hebreo en la materia.

 

Queda claro que hay mucho por corregir. Sin embargo, se puede corregir de puertas hacia adentro o "ventilando" las fallas de Israel ante las cámaras de la BBC o de la CNN, como muchos israelíes o judíos de  extrema izquierda han elegido hacer en más de una ocasión (por aquí se recuerda aun el oprobioso informe del juez judeo-sudafricano Richard Goldstone al cabo de la operación Plomo Fundido en el 2008. El mismo juez terminó por contradecir gran parte de los argumentos que él mismo había redactado en dicho informe).

 

No se trata de ser hipócrita.

 

Se trata de que ahí afuera hay muchos ojos que estan sedientos de escuchar acerca de las "imperfecciones" de Israel, y ver como la lupa de la opinión pública mundial se posa sobre Israel al presentarlo como violador serial de los derechos humanos elementales.

 

La ropa sucia hay que lavarla; es imperioso hacerlo. Pero se debe lavar en casa. Hay mucho antisemita suelto por el mundo esperando ser alimentado y nadie debiera ser útil a su causa ni darle de comer en la boca.

 

El comentario de RaSHI acerca de la plaga de la oscuridad nos da la pauta al respecto.

 

Aquel ochenta por ciento no debía salir en libertad, ni lo merecía. De hecho, tampoco salió...

 

Sin embargo, tampoco era necesario que los egipcios se enteren.

Cuando se apaga la luz

Beshalaj

Rabino Gustavo Surazski, Ashkelon, Israel

gustisur@gmail.com

+972547675129

  • Blogger Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon