Atrás quedó su traumática venta como esclavo y las penurias de la prisión. Iosef es finalmente reconocido en Egipto, toma el timón del imperio en época de ‘vacas flacas’ y comienza a formar su familia en Mitzraim. Si uno analiza la vida de Iosef y la compara con la de Moshé, puede observar como, -al mismo tiempo- son tan parecidas y tan diferentes.

Los dos se forman en Egipto. Allí son reconocidos, y se hacen de un nombre. Pero, Iosef empieza su vida como esclavo y termina en el palacio del faraón. Moshé, por el contrario, la empieza en el palacio del faraón y termina como esclavo.

Los dos se casan con hijas de sacerdotes gentiles. Iosef, con Asnat (Hija de Potifera, sacerdote de On). Moshé, con Tzipora (Hija de Itró, sacerdote de Midián).

Los dos tienen dos hijos varones. Y en el nombre de sus hijos primogénitos queda expresado su estado anímico. Iosef lo llama 'Menashé': ‘Pues me hizo olvidar (Nashani) Di-s toda mi penuria, y toda la casa de mi padre (Bereshit 41, 51). Moshé, llama a su primogénito 'Guershom': ‘Pues extranjero (Guer) fui en tierra extraña (Shemot 2, 22).

Las bondades del palacio del faraón hacían sentirle a Iosef que ‘jugaba de local’. Moshé, a pesar de haber disfrutado de la misma holgura, sentía que ‘jugaba de visitante’. En esa tierra, él era un extranjero…

Llama poderosamente la explicación que da Iosef al nombre de su hijo mayor.

Lo de la penuria, queda claro. Pero...¿Como es posible que agradezca a Di-s por haberle hecho olvidar a su casa paterna? ¿Está renegando Iosef de la casa de su padre?

En pocas semanas más, sus hermanos y su padre - esos a quien pareciera que quería olvidar- irían a estar parados frente suyo. Tenían hambre. Iosef quiso contenerse, pero ya no pudo...

Es allí que las vidas de Iosef y Moshé que parecían viajar por carriles tan diferentes, vuelven a cruzarse. ¿Que necesidad tenían de jugarse por sus hermanos, estando en una posición tan acomodada? ¿Por qué Iosef habría de darle comida a sus hermanos hambrientos? ¿Por qué Moshé habría de luchar por la libertad de sus hermanos oprimidos?

Ocurre que un hermano en desgracia puede generar muchos sentimientos...Menos uno: INDIFERENCIA. La sangre siempre tira. Un hermano en desgracia es mucho más de lo que un corazón puede soportar…

La sangre tira

Miketz

Rabino Gustavo Surazski, Ashkelon, Israel

gustisur@gmail.com

+972547675129

  • Blogger Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon